¿Cómo identificar tu tipo de piel?

Conocer cuál es tu tipo de piel es el primer paso para empezar a cuidar de ella, pues sólo así puedes crear una rutina con los productos que mejor se adapten a tus necesidades. 

El método más fácil para descubrirlo es lavar tu cara, dejarla secar por 30 minutos (sin haber aplicado ningún suero o crema) y posteriormente examinar si hay brillo en la nariz, mejillas, barbilla y frente, o en caso contrario si se siente reseca.

Una vez hecho esto, toma en cuenta los siguientes criterios para determinar cuál tienes:

Piel seca

Se caracteriza por una sensación de tirantez y aspereza, a consecuencia de la falta de hidratación, además tiende a irritarse por causa de factores ambientales. Las personas con piel seca pueden padecer descamación, enrojecimiento, callosidad y picor.

Piel normal

La piel presenta una textura regular, con poros pequeños y tono uniforme. Si bien no requiere atenciones especiales, debe protegerse de la exposición solar y contaminantes.

Piel mixta

Consta de una mezcla entre piel grasa y normal o seca. La producción de sebo suele concentrarse en la zona T (frente, nariz y barbilla), mientras que las mejillas pueden sentirse secas o con aspecto suave.

Piel grasa

En este tipo de piel los poros son de gran tamaño y la cara presenta un aspecto brillante, por lo que es proclive a la aparición de granos y espinillas, así como acné. Otros aspectos a tomar en cuenta son el uso de medicamentos, maquillaje comedogénico (productos que causan irritación y tapan los poros), la genética y los desequilibrios hormonales.

No olvides que, sin importar su tipo, el estado de la piel puede tener ciertos requerimientos para recuperar su vitalidad, por lo que la mejor forma de conocerlos es acudir a cita con un dermatólogo. 

 

¿Y después qué sigue? ¡Ahora sí toca armar tu rutina!  Recuerda que en Tutare estamos para ayudarte a lograr un rostro saludable, contesta el test para identificar los productos ideales para tu rutina y si tienes dudas, mándanos un mensaje para resolverlas.



Regresar al blog